el cielo estrellado, patrimonio de la humanidad

[14 de febrero, enamorados del universo]

En este año internacional de la astronomía, la Unesco ha declarado el cielo estrellado patrimonio de la humanidad. Podrían haberlo declarado patrimonio de todo bicho viviente, e incluso de los que están en formación. Lo cierto es que este tipo de declaraciones acusan sobre todo lo que se está perdiendo, lo que puede desaparecer. Y no es que el cielo esté a punto de caer sobre nuestras cabezas, pero la visión del mismo está en peligro.

Aquí en La Mancha, en 30 km de nuestros alrededores, había hace 10 años una docena de puntos desde los que aún podía contemplarse el cielo estrellado como una cúpula, 360 grados a la redonda, sin que el ojo viese ninguna luz eléctrica. Después llegaron los generadores molinos eólicos -que algunos sostienen que son gigantes- con su farolillo rojo en lo alto y esa docena de puntos se ha reducido a tres. Es un buen ejemplo del choque de declaraciones (la del patrimonio y las energías renovables), donde en todo caso pierde el cielo.



[Francisco Guzmán, con su madre]
Viendo este cielo el otro día, en la jornada de observación convocada por La Hita, conocimos un amigo, Paco Guzmán, que desde su silla de ruedas nos abrió los ojos. Doctor en Astrofísica y en Humanidades, además de enfocar su conferencia hacia la superación del ojo (qué gran metáfora del cielo) lo hizo sobre la superación de las dificultades a las que se enfrenta una mente inquieta, tenga las piernas que tenga.


Y recibimos, además de su cálida mirada, el anuncio de un nuevo proyecto: La Fundación AstroHita construirá un nuevo telescopio totalmente adaptado y accesible. Seguramente el primero en su género. No me cabe duda que cuando esté construido, antes de enfocar el cielo, ya habrá abierto muchas mentes. Enhorabuena a quienes saben mirar a lo más alto. Felicidades, Faustino.

1 comentario:

barrancario dijo...

Hola, me llamo Enrique y vivo en la Contraviesa, una parte de La Alpujarra, en un pueblo de 200 habitantes. Y desde hace dos días vivo deslumbrado porque al ayuntamiento se le ha ocurrido iluminar la iglesia al lado de la cual vivo. La iglesia además no es ninguna joya. Encima se trata de un sistema brutal y nada elegante y además lo tienen encendido toda la noche porque ni siquiera han instalado la posibilidad de conectarlo aparte de todo el resto del alumbrado público. Todo esto se hace con subvenciones de la Junta de Andalucía, mientras luego se crean ministerios como el "de sostenibilidad", que encima anda diciendo que va a sacar la primera ley contra la Contaminación Lumínica. La cuenta de la luz, esa sí, la tiene que pagar el ayuntamiento, o sea todos. El derroche energético es brutal porque sólo en esta región puede que ronde la centena las iglesias alumbradas toíta la santa noche. De pronto me han cegado, veo menos estrellas que en el último sitio en que viví en Madrid, en realidad estar en mis terrazas es incluso molesto. Además de deslumbrado por los focos, estoy negro y con una rabieta que no me deja vivir. Por eso llevo todo el día buscando foros en la red, para ver si encuentro sitios donde pueda recabar datos, leyes posibles que existan, posibles antecedentes parecidos al mío que pueda aprovechar... o por lo menos llorar un rato por el cielo que acaban de quitarme por la cara, por crear una necesiad innecesario de consumo que no nos podemos permitir. Así que si alguien me puede contar algo... Elbarrancario@elbarrancario.com