la indeterminación de los focos

.




Ya sabíamos, sin haber leído a Heisenberg, que la presencia de las cámaras trastoca la noticia, cuando no la falsea o la fabrica. Lo que no imaginábamos es hasta qué punto trastorca también a los reporteros. Vienen de lejos cumpliendo con su trabajo, incluso en estas fechas, con la sensación de que no hay tiempo para nada, observan los movimientos y el ritmo -tan lento- de Virginia o al pequeño durmiendo y justifican su viaje testificando que es cierto, que hay otra forma de ver la vida. Yo me quedo preguntando qué es lo que han visto, a qué han venido, y sobre todo si han comprendido la Noticia.
Con la llegada de los focos nos hemos planteado buscar un lenguaje nuevo para contar lo que tanto intriga. Sin caer en la tiranía de la realidad. Sin dejar de tener los pies en la tierra. Evidentemente, hay una vía sin explorar cuando se funden los límites del medio, es decir se funden realidad, conocimiento e imaginación.
Abrimos el buzón de las sugerencias esperando que aparezcan los magos con luz no usada.
.

1 comentario:

Teresa. dijo...

Posiblemente yo no sea ese mago que esperaís. Me ha gustado la reflexión y me ha hecho pensar sobre ese "cuarto poder" que, a veces, informa desinformando o simplemente se queda con lo impactante de la noticia olvidando, deliberadamente, la dimensión humana de la misma - acaso eso no sea noticia-. Creo que lo que genera expectación en nuestros días es aquello que valoramos como extraordinario porque la ciencia no ha llegado a explicar lo que parece inexplicable, sin pararnos a pensar en esa otra dimensión que lo puede explicar todo.
Vosotros estais en esa otra dimensión y por mucho lenguaje nuevo que inventeis, los únicos focos que van a iluminar el alcance de "vuestra buena nueva" son los ojos interiores -esos que sólo ven a través del alma- de los que tenemos la suerte de poder contar con vosotros.