hipertexto para el final del adviento

.
Como este cuaderno de adviento ha cumplido su ciclo, celebramos la llegada de la Navidad con los enlaces de la red que más nos han gustado por sus títulos. Son la prensa escrita y audiovisual que se han hecho eco del nacimiento de Gregorio David y de la proeza de su madre.



Fruto del amor, la fe y el conocimiento.

Virginia quiere dar vida.

"El embarazo era un riesgo, pero vivir ya lo es para mí"

El segundo milagro de Virginia.

Un hijo que supone un paso para la ciencia y las ganas de vivir para su madre.

Derecho a la maternidad, del sueño a la realidad.

Una mujer de la región marca un hito sanitario mundial.

Spagna Donna affetta da atrofia spinale, da' alla luce 2 figli

Virginia Felipe: una mujer única en el mundo.

El Amor no entiende de barreras...

«Tengo un cuerpo limitado, pero no lo están mi mente ni mi espíritu»

Virginia, otra vez el milagro de la vida.

Primer caso en el mundo.

El Caso De Esta Mujer Es Unico En El Mundo.

Madre a pesar de su atrofia muscular espinal.



.
.

7 comentarios:

María dijo...

MIS FELICITACIONES Y MI ADMIRACIÓN!!!!. Acabo de veros por Tv y realmente me he emocionado mucho. Os felicito, lo más grande es dar vida...y más aún, fruto de tanto AMOR. Con mayúsculas.

Admirable!!!!.
MARÍA.

estebanchover leadershipcoaching dijo...

Muchas gracias por vuestro blog
Feliz navidad
Esteban

El mundo de Moraymanazari dijo...

Hola, soy una chica joven con parálisis celebral que está desesperada por encontrar el amor y a la que le dáis mucha envidia sana pasáos por mi blog:
http://elblogsobreruedas.blogspot.com/

Jose Manuel dijo...

Mis mejores deseos para este año 2.009!! Felicidades!!

Anónimo dijo...

PARA LA PRINCESA DE LA CASA

EL SEÑOR
DE LOS
PRODIGIOS
















AUTOR: "FREDERICK DUMAS"



























PORTADA:
Alfonso Sánchez Madruga























INTRODUCCION:
A.S.M.



















Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra. Su inclusión en cualquier sistema informático, transmisión, copia, fotocopias, o por cualquier otro medio, ya sea electrónico, mecánico, por registro, u otros medios, así como la sustitución o modificación tanto de texto como de situaciones de la obra, sin previo aviso y por escrito del propio autor.





















Registro de la propiedad nº................


PAMPLONA AÑO 2002










INTRODUCCIÓN


El señor de los prodigios es una obra pensada, escrita y dirigida a los más pequeños de la casa, con la finalidad de fomentar la ilusión por los valores de la vida, los que realmente importan, como puede ser la percepción y el amor por todo aquello que nos rodea, la naturaleza, los animales, las plantas, el amor y la convivencia por y para sus semejantes, etc.
Es una obra donde además, el niño puede ejercitar su fantasía, su ilusión y la magia de todo aquello que pueda conseguir hacernos felices.
En ella se trata de que el espectador menudo pueda comprender la poderosa fuerza de la imaginación, para conseguir hacer un mundo propio cada uno, un mundo a su medida, cada cual puede interpretar el papel de sus sueños, pero a la vez, se le trata de dar una explicación fantástica y mágica de una realidad como es la Navidad y todo cuanto ello significa, bueno... quizá una pequeña muestra de lo que en realidad es, sin embargo; la obra trata de poner al popular y prodigioso Santa Claus en un pequeño rincón de sus fantasías, esas fantasías maravillosas que nos hacen ser niños incluso a los adultos.
Además FREDERICK DUMAS pretende, hacer que esa semilla de ilusión y de bondad pueda ir germinando a lo largo de sus vidas para alcanzar conseguir con los años, que los futuros pobladores del planeta sean personas más honestas y sinceras, con fuertes raíces en la tierra y un corazón henchido de amor y felicidad que compartir con sus semejantes, al incitar al espectador, a utilizar esa fuente inagotable de sueños como es la mente humana.
El autor también procura a lo largo de la obra, hacer partícipe de la misma al pequeño espectador haciendo que de alguna forma estén dentro de este mundo fantástico que se representa, tratando de que así lo comprendan y lo disfruten con más intensidad de la que podían tener siento unos meros espectadores, aquí se trata de que el pequeño viva la obra y comprenda a su modo la explicación de la fábula desde la perspectiva de su edad, incluso viéndose reflejado en alguno de sus personajes.
También el adulto podrá disfrutar del cuento y de esos seres increíbles que nos recuerda la obra a través de los labios de un Santa Claus que trata de justificar su eterna existencia.


Felicidades si decides leerla.


















El señor de los prodigios

ACTO Iº
ESCENA ÚNICA

En un marco navideño al abrigo de la chimenea perfectamente adornada para la ocasión, y presidida la sala de estar, por el popular e imprescindible abeto de Navidad con multitud de lucecítas tililantes en donde podía apreciarse algunos pequeños copos de nieve simulados con pedacitos de algodón, y coronado por el cometa de oriente, se encontraba una de tantas y tantas familias unidas en el mundo entero por el mismo sentimiento, por el mismo espíritu.
En un sillón situado a un lado de la chimenea se hallaba la madre de los pequeños tejiendo un hermoso jersey al estilo tradicional, con esas enormes y eficaces agujas con las que se valía para entrelazar los hilos de la cálida lana, mientras que al lado contrario y en el sillón que hacía pareja con aquel, el padre permanecía leyendo un bonito libro de grandes dimensiones multicoloreado, al parecer un cuento, un cuento de Navidad.
--- Asta ese momento el árbol había permanecido encendido, apagándose en el momento de comenzar la función---
Los cuatro hermanos prestaban atención a la narración del padre, sin embargo; sólo a dos de ellos parecía interesarle el relato: a PATY y a CHICHO. Mientras que KUKO y VITO permanecían todo el rato chinchándose, dándose codazos, haciéndose burlas etc.

PAPÁ: ¡Atender! ¡Si no me prestáis atención, no entenderéis el cuento! ¡Mamá, diles que me escuchen, por favor...? (Dirigiéndose a la madre)

MAMÁ: ¡Niños... escuchad el cuento!

PAPÁ: Gracias, mamá... Cómo os iba diciendo: hubo un país hace muchos, muchos años, en donde la realidad era un sueño, y los sueños una realidad... muchos niños soñaban que eran desgraciados, que no tenían suficientes juguetes para jugar, pues querían tenerlos todos, sin embargo; pronto se dieron cuenta en la realidad de sus sueños, que la mayoría de los niños no tenían ni tan siquiera uno para poder jugar con ellos en el nuevo año.
Pronto comprendieron la realidad de compartir sus juguetes con todos los niños del mundo, por lo que decidieron nombrar a un padre que se encargase de esa tarea, la de regalarle una ilusión, al menos una a cada niño del planeta, para poder jugar todos entre ellos. Aquel papá se llamaba NOÉL, un joven y apuesto fabricante de juguetes del Reino de la fantasía, en el país de la ilusión y la magia. ¿No habéis oído hablar alguna vez, de la magia de la Navidad?

CHICHO: ¡Sí, papá!

PATI: ¡Sí papá! --(Los dos al unísono )--

(Dirigiéndose al público)
PAPA: ¿Y, vosotros? ¿Conocéis la magia de la Navidad?
--¡¡Síiiiii!! ---Público-- (Se supone)
¡Bien! Pues desde entonces...

VITO : ¡Bah! ¡Cómo que yo me voy a tragar esa bola!

PAPÁ: ¿No crees en la Navidad, VITO?

VITO :Yo creo en el turrón, en el mazapán, en el pavo... ¡Hu, Hu, Hu!(Imitando el sonido de un simio)

PAPÁ: ¿Sólo crees en lo que ves? ¿Cómo puede ser que no sientas la magia de la Navidad?

KUKO: ¡Yo tampoco siento nada, papá! ¿Qué se siente?

PAPÁ: Pues, veréis niños... la magia de la Navidad es... es un sueño, es una ilusión, es el ferviente deseo de ayudar a los demás acordándose de los más pobres de la tierra, los que no tienen nada, ni tan siquiera para comer. ¡Los que sufren!

CHICHO: ¡Déjalo, papa, KUKO es un burro, no podría entenderte nunca... ¿No ves, que le duele el pensamiento cuando lo trata de ejercitar? ¿Cómo va a encontrar la ilusión? ¿Y si le da algo al cerebro, y se nos queda más tonto de lo que ya esta? ¿Eh?

KUKO: ¡Lista! ¡Grrrr...! (Levantando las manos simulando garras)

CHICHO: ¡Y tú, un revienta cuentos!

VITO: ¿Yo también soy un revienta... de eso que has dicho? ¡Hu,Hu,Hu...!

CHICHO: ¡Cuentos, sueños, ilusiones, magia felicidad! ¿Recuerdas tu regalo de Navidad?

VITO: ¡Se me ha olvidado recordarlo!

PATY: ¿Ves cómo no te hace falta ser un revienta nada? (Dirigiéndose a VITO) ya estás reventado, tu... ¿O, quizá es que no tienes nada dentro de eso que se llama cabeza, para pensar?

CHICHO: ¡Eso!

VITO: ¡Yo pienso, yo...!

--- Les corta el padre para proseguir con el cuento---

PAPÁL (Levantándose para ponerse en movimiento por el escenario) ¡Está bien! ¡Está bien, está bien! ( A la madre) Algún día lo comprenderán. ¿No es cierto, mamá?

MAMÁ: ¡Cierto, cierto! La ilusión es vital para la vida, chicos. ¿Os imagináis que no existiera la ilusión? ¿Eh? ¿Os imagináis? ¿Os imagináis lo triste que sería vivir sin tener ilusiones por nada?

KUKO: ¿Y se puede saber para qué sirve eso que llamáis magia, ilusión o como se llame?

CHICHO: ¿Tú no deseabas una bicicleta, KUKO? ¿Y tú, VITO? ¿Tú ilusión no era montar sobre un mono patín?

PATY: ¡Claro! Como yo, una linda muñeca con la que poder compartir mis sueños, ya que no puedo hacerlo con mis hermanos... excepto con CHICHO... que tiene abierto su corazón a la ilusión, a ese reino tan maravilloso como es el país de la ilusión, y la magia.


KUKO: ¡Yo diría que tienes razón, PATY, es un iluso! Ja,Ja,Ja,Ja...

VITO: JA,JA,JA,JA.... ¡Eres un iluso! ¡Eres un iluso! ¡Hu,Hu,Hu,Hu...! (Con sonsonete de burla)

MAMÁ: ¡Ya está bien, chicos! ¡Dejad que os cuente papá el final del cuento! ¡Por favor, ser buenos y escuchad a los mayores!

--- Todos procuraron ir calmándose entre codazos, pataditas a ras de suelo, miradas amenazantes y alguna lengua que se balanceaba fuera de la boca presionada por los labios haciendo pedorretas.---

PAPÁ: Como os decía: hay en el mundo aún muchos... muchos niños que necesitan sus juguetes por Navidad.
Quizá papa NOEL no puede llegar a todas partes... o tal vez en su fábrica de juguetes no se fabrique los suficientes para todos.
También puede ser que papa NOEL se haya olvidado...

VITO: Si hace tanto tiempo de eso que cuentas, papá, será tan viejo, tan viejo, que igual a sido él, el que ha perdido la ilusión y la magia. JA,JA,JA....

KUKO: ¡Seguro! Si es que existe... y su magia... ¡No puede llegar a todos los hogares del mundo! ¿Y los milagros no existen, no?

CHICHO: ¿Estás seguro?

PAPÁ: ¡Pues claro que existen, KUKO! Y precisamente en Navidad es cuando más claros se ven.

VITO: ¡Pues, yo nunca he visto ninguno! ¿Son invisibles?

MAMÁ: ¡Por qué no has mirado nunca con los ojos del corazón, KUKO! ¡Ni tú tampoco, VITO!

KUKO: ¿Es que el corazón tiene ojos? ¿O, que? ¿Si tiene ojos se comerá, no?

PAPÁ: ¡No seas bruto, KUKO! ¿Cómo va a tener ojos el corazón?

KUKO: ¿Cómo voy a entenderlo, si uno me dice que el corazón tiene ojos, y el otro no, con el hambre que tengo?

CHICHO: ¡Lo extraño sería que no tuvieras!



MAMÁ: los ojos del corazón es el espíritu, es el sentimiento, es la ilusión, es la generosidad que te inspira ese sentimiento mágico que te enseña a través de los ojos la hermosura del mundo que te rodea, y que te hace ver las miserias de los humanos, y te hace comprender que debes, porque puedes, hacer lo que esté en tu mano por ir construyendo un mundo mejor para... no sólo para nosotros, sino para nuestros hijos, y todas las personas que vengan detrás de nosotros. Para que se vayan encontrando un mundo cada vez mejor y más solidario en el que, algún día no haya nadie que sufra. ¡Eso es lo que se ve con los ojos del corazón, KUKO!
Los niños que visita papa Noel en Navidad, son más felices, se sienten más ricos con un simple juguete que compartir con los demás niños.

VITO: ¿Si yo le doy cien euros a KUKO, es más rico?

KUKO: ¡Sería cien euros menos pobre! ¡Y posiblemente comería más y mejor!

--- Se tapaba la boca tratando de esconder su sonrisa ---

PATY: ¡No se trata de ser más rico o menos pobre! ¡Tontos! ¡Se intenta ser más feliz!

CHICHO: ¡Exacto, de eso se trata! ¡Ya veo que mi hermanita también ve con los ojos del corazón! ¡Se trata de ser más feliz!

PAPÁ: ¡Escuchad! El cuento dice...

VITO: ¿No me digas, que te está hablando? ¿Papa Noel te está hablando?

PAPÁ: ¡Deja de reventar el cuento, VITO! Intenta concentrarte en él y comprenderlo...
El cuento cuenta...

---(Trata de interrumpir otra vez KUKO)--

¡CHISSSSS! (Con tono autoritario) Cuenta, que a pesar de los años, y de haber llegado a ser un anciano, todos los años por estas fechas hace sus prodigios, y gracias a los niños del mundo, con cada regalo que reciben, también ellos les regalan sin saberlo parte de su vitalidad, de su fuerza y juventud, por eso su energía no se acabará nunca y, siempre podrá hacer ese regalo de ilusión.

PATY: ¡Qué bonito papa! ¿Me traerán mi muñeca? Bueno...Yo no quería...

CHICHO: ¡Qué bonito...!

KUKO: ¡Bah! ¡Seguro que todo es un rollo! ¡Seguro que me quedaré sin mi bicicleta!

PAPÁ: ¡Seguro! Sólo hace falta creer en los milagros. ¿Recuerdas? ¡Quizá como tú no crees...!

VITO: ¿Y mi monopatín? ¿Me traerá mi monopatín, papá?

MAMÁ: Vosotros deberéis creer en papa Noel antes de pedirle nada. ¿No creéis?
---(Dirigiéndose a KUKO y VITO)---

PAPÁ: ¡Mirad a CHICHO!

--(Todos los hermanos giran la cabeza hacia él)---

¿Habéis oído que pida nada? ¿No, verdad? ¡Aunque yo sé, la ilusión que le haría su tren eléctrico! ¡Pero no ha pedido nada! A pesar de creer en el señor de los prodigios...

MAMÁ: Recordad, que Navidad ya es un milagro por sí sola. Ahora a la cama, niños, si queremos que papá NOEL haga su trabajo. ¡Su prodigioso trabajo! ¡A la cama!

KUKO: ¡Joh... mama, tan pronto...! ¡Con el ham...! (Pasándose las manos por la tripa)

VITO: ¡Yo quiero verlo, si no, no creeré en él!

MAMÁ: ¡A la cama! (Levantándose y obligándoles a que ellos también lo hagan)

VITO: ¿Estarán mis regalos en el abeto mañana, mama?

PAPÁ: Depende de ti, VITO, depende de ti.

KUKO: ¡Me iré a la cama, pero no me dormiré! ¡Seguro que sueño con los angelitos...!

---(Tanto CHICHO como PATY, se desperezaban bostezando como si el sueño los acunase.)















En aquel momento sonaban once campanadas en la torre de la iglesia cercana.---

















ACTO II
ESCENA Iª



Las luces se hacen tenues, casi opacas, para terminar sumido el escenario en la más profunda oscuridad sólo unos segundos, para terminar de girar lo que habían sido los laterales de la sala de donde colgaba algún cuadro decorativo, cerrándose como un libro para ocultar el panel donde se hallaba la chimenea, para terminar configurando un bonito paisaje de ensueño decorado en la trasera de los mismos, apareciendo en el escenario la bruja o abuela del bosque. Entre estremecedores truenos y, cegadores relámpagos donde podríamos poner (de disponer), abundante niebla para dar a la escena un ambiente más escalofriante y tenebroso.
(La abuela del bosque interpretado por el quinto actor, el único que no ha participado hasta el momento.)
(Para mas rapidez también se puede lograr este efecto con cortinas de riel, cerrando las que formaban el cuarto de estar y abriendo las que formarían el bosque. El búho posado en la rama de un árbol pondrá su ulular en off )
--- Posteriormente, el panel donde se hallaba la chimenea será la que se desdoble para dar paso al castillo de Santa Claus, decorado en su espalda de donde saldrá él en su momento.
El árbol de Navidad permanecerá todo el tiempo en el escenario y a la vista en el punto más cercano al espectador, encendiéndose en el momento de aparecer el bosque encantado y la abuela del bosque, con el clásico caldero de los conjuros y pócimas humeantes:

(El resto de la obra se realizará en continuo movimiento de actores coreográficamente a gusto de la dirección)

BRUJA: ¡Silencio, espíritu del bosque! ¡Atento a mi conjuro! ¡Colorín... colorado! ¡Sentimientos, bondades y sueños, de este y del otro lado! ¡De confín a confín del universo mi poder será aceptado! ¡Odio la Navidad, odio, que la gente se ame, lo dio todo! ¡Con la pócima que verteré sobre el suelo, y la sedienta tierra embeberá, todas las voluntades del planeta me pertenecerán! ¡Ojo de halcón! ¡Cola de rata! ¡Diente de león! ¡Por el poder de mis antepasados...por los sueños encantados...

(En aquel momento los cuatro hermanos hacen su aparición en escena. CHICHO, transformado en un conejillo blanco, seguido por KUKO transformado en un bonito oso, seguido por CHICHO con apariencia de mono y, por último la gatita de PATY para pesar de la abuela del bosque, pues interrumpen el malévolo plan de la bruja.

BRUJA: ¿Eh? ¿Se puede saber qué hacéis vosotros aquí? ¿Y se puede saber quiénes sois, y qué queréis? ¿No veis que me molestáis? ¡Fuera, fuera, fuera! ¡Largo, renacuajos! ¡A que habéis venido!

CHICHO: la verdad, es que no sabemos cómo hemos llegado hasta aquí. Ni tan siquiera que lugar es éste. Si fuera tan amable de decirnos dónde estamos...

BRUJA: ¿Amable yo? JA,JA,JA,JA.... ¿Yo amable? ¿Se puede saber qué tontería es esa, enano?

KUKO: ¡No insulte a mi hermano, vieja fea!

BRUJA: ¡¡¡GRRRR.....!!!

VITO: ¡Cuidado KUKO que muerde! ¡Hu,Hu,Hu,Hu...!

--- La abuela del bosque levantaba los brazos amenazantes, tal vez con idea de lanzarles algún maleficio tenebroso.---

PATY: Por favor, señora... estamos perdidos. Tratábamos de buscar al espíritu de la Navidad, y parece que nos hemos extraviado. Sólo recuerdo que nos fuimos a la cama, nos quedamos dormidos y de repente... ¿Nos podría decir dónde nos encontramos buena mujer?

CHICHO: ¿Nos podría decir que sitio es éste?

BRUJA: ¡Estáis en mi reino, el Reino de los sueños! ¡En el país de las islas del pensamiento, de la ilusión y la magia! ¡Yo soy la dueña del Reino, me pertenece! ¡Mi reino es el país de las mil maravillas! ¡Qué digo mil maravillas! ¡Millones de maravillas, millones de sueños! ¡Ese es mi reino, éste es mi reino! ¿Puede saberse qué buscáis aquí?

CHICHO: Ya se lo hemos dicho, abuela, buscamos a Santa Claus, queremos que nos haga realidad nuestros sueños.

KUKO: ¡Que conste, que eso es cosa suya, vieja, yo no creo en papá Noél, así que no me liéis! ¡Seguro que esto es un sueño producido por el hambre con el que me acosté! ¡Seguro!

BRUJA: ¡Soy vieja, pero no estúpida! Aunque tienes razón muchacho, Santa Claus no existe, habéis venido al sitio equivocado.

PATY: ¡Si existe, si existe! Es el manantial y la fuente inagotable de la ilusión, y el espíritu de la Navidad!

CHICHO: ¡Bien dicho, hermanita !

VITO: ¡Con lo viejo que debe de ser, y siendo tantas cosas... seguro que sólo será eso: ¡Un espíritu! ¿Y los espíritus no se ven, no es cierto? ¡Ni se comen, KUKO !JA,JA,JA,JA...

CHICHO: ¡Tú no puedes verte ni la nariz que tienes en la cara! ¡Cómo puede pretender PATY hacerte comprender que veas lo que el corazón te muestra!

KUKO: ¡A veces parece que tienes ideas propias y todo, CHICHO!, JA,JA,JA...

BRUJA: (Girándose hacia el público) ¡Yo me encargaré de destruir vuestros sueños! ¡Me habéis interrumpido cuando estaba a punto de hacerlo, pero lo conseguiré!

--- Justo en aquel instante e, impulsada a aparecer para evitar que la abuela del bosque pudiera cumplir su promesa, el Hada Blanca aparece ante ellos portando un libro y una pluma de pavo, entre cegadores fogonazos de luces. Destellos que hacían resaltar su silueta esbelta y luminosa, envuelta en un vestido de finos tules adivinándose su figura con el trasluz de los focos.---

HADA: ¡No temáis chicos, no es tan mala como parece!

--- La bruja queda paralizada unos segundos ---
(Después de los primeros instantes de asombro por parte de los cuatro hermanos...)

PATY: ¡OH! ¡Qué hermosa!

CHICHO: ¡Qué guapa!

VITO: ¡Pues a mí me parece más mala aún!

(Señalando a la bruja)

CHICHO: ¿Quién eres, buena señora? ¿Nos podrías decir tu, en qué lugar nos hallamos?

HADA: Esa es la única verdad que os ha dicho la abuela del bosque, eso sí debéis creerlo.
En una de las islas del pensamiento, una de tantos millones de las que se forma el país de la ilusión.

KUKO: ¡Sí, pero donde está eso! ¿Hay algo de comer aquí?

HADA: ¡En vuestra imaginación de niños! ¡Ahí se encuentra el Reino de los sueños! ¡Ah! Y en los adultos que siguen sin perder la inocencia.

PATY: ¿Quiere decir, que nuestro deseo de hallar la verdad sobre papá Noel, nos ha traído aquí?

HADA: ¡Exacto! Cómo también os podía haber llevado a cualquier otra de las islas de la fantasía... si lo hubieseis deseado. La mente es algo prodigioso, puede hacer que disfrutéis de la realidad de vuestros sueños, aún en el sueño de vuestra realidad.

BRUJA: ¡Mentira, mentira, mentira! ¡No irán a ningún lado! ¡Este reino me pertenece y volverán al sitio de donde vienen! ¡A ese lugar lleno de incrédulos y ridículos seres humanos!

HADA: ¡Tú no podrás evitarlo, abuela del bosque! De sobra sabes, que lo único que no se puede encerrar de ningún modo, es la mente y sus prodigiosos pensamientos! ¡La imaginación puede volar sin alas mas haya de los confines del universo!

VITO: ¡Hu,Hu,Hu,Hu...!¡Bueno, a ver si lo he pillado!

PATY: ¡No hagas el mono, VITO! ¡A ver si vas a decir alguna de tus animaladas!

CHICHO: ¡Eso, no hagas el mono!

KUKO: ¿No era yo el que hacía las animaladas?

VITO: Sólo trataba de... bueno de...----Dirigiéndose al Hada--- ¿No te da miedo la abuela del bosque?

HADA: ¡No, no me da ningún miedo, VITO! Aquí en esta isla de la ilusión de Navidad, así como en todas las demás... Las de Los cuentos, que son muchas, pues aquí cómo os digo, en este reino las mentes son claras, y la maldad siempre fracasa. ¡A propósito de mentes claras! Soy el Hada blanca del bosque, VITO. ¿No era eso lo que querías saber?

VITO: ¡Sí, así es! ¿Cómo lo has sabido?

PATY: Te lo acaba de decir hermanito, puede leer en nuestra mente.

CHICHO: ¡En nuestra mente...!

HADA: Ya me lo había preguntado, CHICHO...pero tiene razón PATY, estoy dentro de vuestros sueños y como parte de vuestra fantasia, vuestras inquietudes no tienen secretos para mi.

CHICHO: ¿Nos podría decir cómo encontrar a papá Noél? ¿O, basta también con desearlo?

HADA: ¡Así es, CHICHO! ¡Basta desearlo con fuerza para conseguirlo! ¡Sí! ¡Y tús sueños se harán realidad!

KUKO: Pues yo creo que desearlo, desearlo... y fuerza, no sé si lo pobre desear con mucha fuerza. ¡Y menos con el estómago vacío!

VITO: ¡Toma, ni yo! ¿Pero ya que estamos aquí, podríamos intentar hablar con él, no os parece?

HADA: A vosotros dos, os falta un empujóncito, pero seguro que veréis a Santa Claus.

BRUJA: ¡Mentira, mentira, mentira! ¡Os miente! ¡Ese tal papá Noél no ha existido nunca! ¡Yo haré que no lo encontréis!

HADA: ¡No le hagáis caso, es muy mayor y hace muchos años que perdió lo más valioso que tenía! ¡La ilusión! ¡La inocencia! ¡El valor de la amistad! ¡Y tantas y tantas cosas...!

BRUJA: ¡¡¡GRRRRR....!!!

HADA: Yo sin embargo; soy la que me encargo de escribir los sueños de los niños, esos sueños tan maravillosos que os hacen tan felices a todos. ¿No es cierto? (Despues de preguntarle a los hermanos, su mirada se dirige al espectador con un ademán claro de hacer que ellos respondan.)

PATY: ¡Sí!

CHICHO: ¡Los cuentos! ¡Sí!

VITO: ¿Sueños?

KUKO: ¡Bueno! ¡Será eso!

HADA: ¿El señor de los prodigios es uno de ellos? ¿ Es uno de ellos, no es así? (Volvía a hacer participar a los pequeños de la sala.)

BRUJA: ¡Mentira, mentira, mentira! ¡Sueños, qué tontería! ¡Sólo hay una realidad, la hipocresía, la malicia, la envidia, la codicia... ¡Eso sí que es una realidad!

PATY: Esa es la realidad que me gustaría borrar de la faz de la tierra si pudiera, abuela.

CHICHO: ¡Toma, y a mí!

VITO: ¿Por qué no lo haces, si basta con pensarlo, PATY?

HADA: No es tan fácil VITO, sólo puedes borrarlas de tu mente. ¡Cada uno puede hacer eso con él, pero nada más!

KUKO: ¿Quiere decir que cada uno es el que debería borrar las cosas malas de su mente y de su vida, y sólo utilizar las prodigiosas virtudes de la nobleza?

(Después de quedar todos sorprendidos y tras un breve silencio le responde:)

VITO: ¡Cómo te ha quedado, chico! ¡Qué bárbaro! ¡Y con el estómago vacío que si comes algo?

CHICHO: ¿Es este nuestro KUKO? ¡Seguro que nos lo han cambiado!

PATY: Creo que ahora comprendo lo que quiere decir el Hada Blanca.

CHICHO: ¡Y yo!

VITO: ¿Sí? ¿Pues explicármelo, porque yo no lo entiendo?

CHICHO: Sencillamente, que debes de sacar solamente lo mejor que haya en ti para convivir con los demás, VITO.

VITO: ¿Lo mejor? ¿Y qué tengo yo de bueno?

PATY: Lo mismo que el resto de los mortales VITO, como dice el hada Blanca, no debemos perder nunca todo aquello que nos haga felices, no sólo a nosotros, si no a todo aquel que nos rodea.

CHICHO: ¡Claro...!

KUKO: ¡Olé! ¡Esa es mi hermanita! (Dándole un beso en su mejilla de Gata)

VITO: ¡Tienes razón CHICHO, este no es nuestro hermano! ¡Seguro que le hizo daño la cena!

--- Tras esas afirmaciones, KUKO le lanzó una colleja que VITO esquiva entre risas.---


VITO: ¡Hu,Hu,Hu,Hu...!

BRUJA: ¡No creáis una palabra! ¡Mentira, mentira, mentira! ¡No dejéis que os engañe, así no se puede ser feliz! ¡No dejéis que os ablande con sus monsergas, chicos, hacerme caso!

VITO: ¡Es una anciana! ¡Pobre!

HADA: ¿Deseáis ver al señor de los prodigios? ¿Estáis seguros que lo deseáis de verdad?
(La intención del Hada vuelve a ser la misma, haciendo que los pequeños participen en la escena.)

TODOS: ¡¡¡Sí!!!

HADA: Pues, lo veremos...

PATY: ¿Nos llevarás a él?

CHICHO: ¿Nos llevarás a él?

HADA: No, PATY, no...

PATY: ¿Entonces?

CHICHO: ¿No?

HADA: Él vendrá asta nosotros. ¡Bueno, no exactamente! Como Hada de la ilusión de Navidad, si vosotros me ayudáis, podemos traer la morada de Santa Claus hasta aquí, o transportarnos todos nosotros hasta su casa. ¿Qué os parece?

CHICHO: ¡Te ayudaremos, Hada blanca!

--- Volviéndose PATY hacia el público, les pregunta a sus hermanos haciendo que los espectadores corroboren que si, que les ayudaran.---

PATY: ¿Y vosotros? ¿Nos vais a ayudar, vosotros? ¿Verdad que le ayudaremos? (Ahora era PATY la que involucraba a los pequeños de la sala)

VITO: ¡Claro!

KUKO: ¡Por supuesto! ¡Adelante!

BRUJA: ¡ NO,NO,NO! ¡No lo haréis, yo lo impediré!

CHICHO: No podrás evitarlo, abuela, lo deseamos todos.

















ACTO II
ESCENA 2ª

--- En posición de concentración frente al bosque, éste comienza a abrirse vislumbrándose parte del Castillo encantado. (Decorado posterior de la chimenea.) Castillo que vuelve a desaparecer por el fuerte deseo de la abuela del bosque, sin embargo; tras varios intentos en el aparecer y desaparecer del Castillo(Con el ánimo de crear la expectación en el pequeño espectador), por fin el decorado del bosque termina por dar paso completo a la morada de Santa Claus, de cuya puerta saldrá el entrañable gordito y bonachón señor de los prodigios.--- Todos los hermanos rompen la expectación y el silencio que se espera con un:

¡¡¡OHHH!!!

(La música configurará el misterio)

BRUJA: ¡Maldición, maldición! ¡Acabaré con todos vosotros! ¡Acabaré con vosotros pequeños e insignificantes mortales! ¡Juro que me vengaré! ¡No podréis conmigo, no podréis! ¡Me la vais a pagar todos, yo maldeciré la tierra y haré mi hechizo, y todos estaréis sometidos a mi voluntad! ¡Entonces, llegara mi venganza! JA,JA,JA,JA....

CHICHO: ¡Santa Claus! ¡No puedo creerlo!

PATY: ¡Papá NOEL! ¡Es cierto! ¡Lo sabía, lo sabía, lo sabía! ¡Sabía que estarías en algún sitio!

CHICHO: ¡Lo sabía!

KUKO: ¿Será posible, pero sí es cierto?

VITO: ¡Hu,Hu,Hu...! (Haciendo aspavientos nerviosos de alegría)

HADA: ¿Es que lo dudabais? Os dije que os traía hasta él, recordáis?

VITO: ¡Hu,Hu,Hu...! ¡De eso sí me acuerdo! ¡Eso no se me ha olvidado recordarlo!

HADA: Bueno... ahí lo tenéis... ¿Seguro que no se os ocurre nada que decirle?

--- Entretanto el señor de los prodigios les contemplaba y sonreía dulcemente esperando que los pequeños saliesen del asombro que le había producido su presencia---

NOEL: ¡JO,JO,JO,JO...!

CHICHO: ¿Qué lugar es éste, señor de los prodigios? Haber si me acabo de enterar de una vez, que no lo tengo claro aún.

KUKO: ¿Conque yo era el burro y el animal, eh?

NOEL: El país de la ilusión y la fantasía.

PATY: ¿El País de la ilusión? Si, pero... ¿Dónde está ese país?

CHICHO: ¡Donde!

VITO: ¡De eso se han olvidado todos, ninguno sabe cómo hemos llegado hasta aquí! ¡Hu,Hu,Hu...!

NOEL: ¡Lo recordareis, pequeños! ¡Lo recordaréis! ¡Ese país se encuentra dentro del reino de la imaginación, el mayor reino del universo.! En este país basta con la imaginación para ser feliz. JO,JO,JO,JO...

BRUJA: ¡No le escuchéis, es un hipócrita y un embustero! ¡Todo mentira, mentira, mentira, mentira!

--- Obviando el comentario de la bruja, la atención de papa Noél, seguía centrada en los niños---

NOEL: Si cerrais los ojos y lo deseáis con fuerza, podéis ser lo que queráis: un príncipe, un rey, un valiente guerrero... ¡O, tu PATY! Una princesa, una legendaria amazona... ¡Cualquier cosa!

BRUJA: ¡Os está mintiendo! ¡Quién puede creer eso! JA,JA,JA,JA... ¡Mentira, mentira, mentira!

(Todos se muestran descontentos con las interrupciones de la bruja)

HADA: Perdonadme chicos, papa NOEL seguro que le dará su merecido a la abuela del bosque. Y ahora si me perdonáis... me quedan muchos niños a quien guiar por este país de los sueños, debo continuar con el cuento de Navidad, para que todos los niños del mundo puedan tener un sueño tan hermoso como el vuestro.

NOEL: ¡Claro, claro! Encárgate tú de los sueños, de los bellos sueños, y yo me encargaré de los juguetes. JO,JO,JO,JO...

--- La impaciencia de PATY era evidente, estaba visiblemente nerviosa deseando que el señor de los prodigios le dijese, cómo podía encontrar el camino a un país tan maravilloso como le parecía aquel donde se encontraba.---

PATY: ¡Señor, yo...!

--- Sin embargo, fue su hermano el que le adelantó la pregunta a Santa Claus---

CHICHO: ¿Cómo lo puedo encontrar? ¿Hay algún camino que me lleve a casa, que me traiga aquí?

NOEL: No, CHICHO, no existe ningún camino, el camino eres tú. ¡Tú tienes que hallar la dimensión! ¡Todos tenéis que buscar la dimensión! Es más; yo diría que todos, tanto los niños, como los adultos y mayores, deben buscar la dimensión.

KUKO: ¿No será las mías, por lo gordo que estoy? ¡Porque paso un hambre!

VITO: ¡¡Listo!! Esa dimensión no será, seguro que es algo que tú no tienes. ¡Tú lo único que tienes es hambre!

KUKO: ¡¡ZRRRR...!! (Dirigiendo la pedorreta hacia su hermano VITO)

--- El Hada continua en escena escribiendo el cuento de Navidad---

NOEL: ¡Veréis! ¿Cuántas dimensiones conocéis?

CHICHO: ¡Yo conozco tres!

PATY: ¡Yo otras tres!

VITO: ¿Otras tres, o son las mismas?

KUKO: ¡Serán las mismas, listo!

NOEL: Bien... como sabéis, las cosas tienen tres dimensiones... El largo, el ancho y la profundidad, como... un río, por ejemplo es largo, largo, y tiene un ancho, pero también tiene cuerpo que es la profundidad. Sí, sí, la profundidad del río.

KUKO: ¡Sencillo, largo ancho y grueso! ¡Tres profundidades!

VITO: ¡Qué bruto eres, KUKO! ¡Querrás decir tres dimensiones!

KUKO: ¡Pues eso! ¡Lo que yo decía!

CHICHO: ¿Sólo hay tres dimensiones, señor?

NOEL: ¡De ninguna manera, CHICHO, de ninguna manera! JO,JO,JO... en el Reino de la fantasía hay otras cuatro... bueno, quiero decir tres, la séptima dimensión, mente, tiempo y espacio las encierra a todas.

CHICHO : Me gustaría que nos las dijeses, señor de los prodigios.

BRUJA: ¡No sé cómo podéis escuchar semejantes sarta de sandeces y tonterídas! ¡Mentira, mentira, mentira!

NOEL: Pues veréis... la cuarta se corresponde con las corazonadas, sí; eso que llamáis los humanos corazonadas, que a veces son ciertas... o sea; que se hacen realidad en vuestro mundo.

VITO: ¡Claro, como los deseos aquí sólo hay que pensarlo y ya sale!

NOEL : JO,JO,JO... ¡Sí, así es VITO ! JO,JO,JO... como decía... La quinta encaja con un más allá en el universo, pero de seres bondadosos, caritativos y solidarios, como el Hada Blanca (señalando al Hda) , sin embargo, la sexta dimensión es el reflejo de algún mundo perdido en el infinito, habitado por seres malignos y perversos, como la abuela del bosque, posiblemente.

BRUJA:¡¡¡¡ Grrrrr !!!!

PATY: ¿Y la séptima, señor?

CHICHO: ¡Eso! ¿Y la otra?

NOEL: La séptima es la virtud de los ahumanos de usarlas todas, por eso os digo que aquí basta con desear lo que quieras para conseguirlo...

CHICHO: ¡Perdona, señor de los prodigios... ¿He entendido bien?

NOEL: ¿Qué es lo que no has entendido CHICHO?

CHICHO: ¿Ahumanos?

NOEL: ¡Ah, sí! ¡Claro, claro! ¡Ahumanos!
¡ JO,JO,JO! ¡Sólo los inocentes lo entienden!

KUKO: ¿Es que no sabes, lo que son los ahumados CHICHO?

VITO: ¡Hu,Hu..! ¡Ahumanos, mendrugo! ¡Ahumanos! ¡Ha dicho ahumanos!

KUKO: ¡Ah!

VITO: ¡A... humanos!

KUKO: ¡Eso que dices tú!

NOEL: Son los elfos, duendes, hadas, gnomos, trols, ninfas etc. son seres de los bosques que no podéis ver los humanos, y menos los de mente turbia, pero que están ahí ayudando a los demás. Son seres que pueden transportarse a cualquier lugar del universo, aparecer y desaparecer a voluntad, y cambiar de espacio y tiempo según les convenga en el momento, pues, como sabéis de sobra no habréis logrado ver nunca a ninguno, eso es porque en el mundo real toman la apariencia de animales del bosque o domésticos, o simplemente se hacen invisibles a vuestros ojos. El mundo de los sueños es totalmente contrario al mundo real, allí los duendes aparentan ser animales, así como en la realidad de los sueños vosotros habéis tomado el aspecto que tenéis, sin embargo nosotros somos las personas. ¡Esa es la realidad del sueño, y el sueño de la realidad!

BRUJA: ¡Mentira, mentira, mentira! ¡No os creáis ni una palabra! ¡Todos es mentira, mentira, mentira!

NOEL: ¿Cómo crees que consigo, repartir los juguetes en Navidad? (Dirigiendo su mirada hacia PATY)
¡Yo sólo no podría hacerlo!

VITO: ¡Pues claro, cómo va a estar en todo el mundo a la vez!

NOEL: ¡Exacto! ¿Sería imposible, no? ¡Por muchos prodigios que pudiera hacer, me sería agotador a mi edad! ¡Pero para eso están mis amigos de los bosques, de los ríos, de los cielos y de la tierra!

KUKO: ¡Jolin, pues serán millones!

NOEL: ¡Así es, KUKO! Te podría asegurar que hay duendes para todos los niños, es más; quizá cada niño tenga el suyo propio.
VITO: ¿Tantos?

NOEL: ¿Os imagináis la cantidad de árboles y setas donde viven los gnomos que hay en el mundo? ¿Os podéis hacer una idea de los trols que se pueden esconder en las entrañas de la tierra? ¿Habéis calculado la dimensión del espacio, estrellas, nubes, cometas, satélites y planetas donde habitan las hadas? ¿Y los ríos? ¿Sabéis los ríos lagos, lagunas, mares y océanos donde moran las ninfas? Sí... ¡Millones! ¡Yo sí puedo decir que tengo millones de amigos! No un millón de amigos, no... ¡Millones! JO,JO,JO,JO...

CHICHO: ¡Qué bárbaro!

KUKO: ¡Ohhhh!

PATY: ¡Maravilloso!

VITO: ¡Jolin!

BRUJA: ¡Mentira, mentira, mentira! ¡No os creáis ni una palabra! ¡Todo lo que dice es mentira, Santa CLAUS no existe, no podría repartir todos los juguetes en una noche.! ¡Esos gnomos...! ¿Quién los ha visto alguna vez? ¡A ver!

CHICHO: Son invisibles al ojo humano, lo acaba de decir papá NOEL.

BRUJA: ¿Eso crees? ¡Eres más inocente de lo que te ha dicho NOEL!

PATY: ¡Es cierto, yo le creo!

CHICHO: ¡Yo también lo creo!

BRUJA: JA,JA,JA,JA... La candorosa... ¿Y vosotros, también creéis ese montón de mentiras que os quiere colgar? (Dirigiéndose al público de la sala tratando de llamar la atención del pequeño espectador)

KUKO: Pues...

VITO: Yo...

BRUJA: ¡Por supuesto que no! ¡Cuándo vayáis al árbol, no encontraréis nada! ¡Nada! ¡Todo es mentira, mentira, mentira! Un viejo que apenas puede andar, con más de muchos años no puede hacer algo así. ¡No puede!

NOEL: ¡El querer es poder! JO,JO,JO... ¿Recuerdas la séptima dimensión, CHICHO?

CHICHO: Basta con desear algo para serlo.

KUKO: ¡Vaya, pero sí piensa y todo!

VITO: No recuerdo...

NOEL: O para hacerlo, CHICHO. O para hacerlo, porque la séptima dimensión está en todo cuanto nos rodea ya sea animal, mineral o vegetal, líquido o gaseoso.


VITO: ¡No sé cómo puedo aguantar a esa vieja fea!

CHICHO: No seas bruto VITO...

NOÉL: La verdad es que yo tampoco puedo soportar su pesimismo, el que sea tan negativa... ¿Queréis que siga en este país? (Dirigiéndose a los demás hermanos, PATY, CHICHO y KUKO) ¿Deseáis que se vaya? (Esta vez girándose al público)

PATY: ¡Sí, si ! ¡Mejor que se vaya, señor de los prodigios!

VITO: ¡Hu,Hu,Hu,Hu...! (Haciéndole burlas a la abuela del bosque)

KUKO: ¡Mejor que se vaya! ¡Sí, que se vaya!

NOÉL: ¡Está bien niños, pero para eso me tenéis que ayudar, es muy poderosa! Si lo deseamos todos con fuerza, quizá la hagamos desaparecer del Reino de la fantasía. ¿Queréis? ¿Eh? (Vuelve a girar la cabeza hacia los niños asistentes) ¿Queréis? ¿Hada blanca, conoces algún lugar donde la podemos mandar?

HADA: ¡Sí, claro! ¡Podemos mandarla a su mundo con los malos! ¡A esa dimensión de la que vino!

NOEL: ¡Excelente! ¡Buena idea! ¿Conseguiremos hacer que se vaya, nosotros solos?

BRUJA: ¡ GRRRRR..! ¡Os odio! ¡No podréis conmigo, soy más poderosa que todos vosotros juntos!

HADA: ¡Tiene razón, señor de los prodigios! Su mente es tan retorcida, tan mala...

PATY: ¿Más que nosotros?

BRUJA: ¡Por supuesto que sí!

PATY: ¿Y más que todos los amigos de Santa Claus?

CHICHO: ¡Eso! ¿Y los amigos de Santa Claus, dónde están?

(Entretanto a papá NOEL se le veía pensativo con una mano en la barbilla)

NOEL: ¡Claro, esa es la solución! Mis amigos.

KUKO: ¿Los duendes?

VITO: ¿Quién van a ser...?

NOEL : (Acercándose a la puerta de su castillo, grita: ) ¡Duendes del bosque, salid, no temáis!

--- Algunos duendes salen del Castillo encantado de NOEL hasta que él corta la fila.---

NOEL: ¡Con vosotros basta! (Imaginamos que saldrían muchos más) ¡Echemos a la bruja del país de la ilusión de Navidad!


--- Todos comienzan a ponerse en posición de concentración para lograrlo, seguidamente después de huir la bruja hacia las cortinas, alguien la engancha desde detrás para posteriormente comenzar a elevarse a través de una polea, que después de girar varias vueltas sobre el escenario, terminara por desaparecer tras las cortinas por la parte más alta entre escalofriantes gritos de soberbia y de rabia, viéndose perdida, irremisiblemente perdida, maldiciendo con las palabras al revés.---

BRUJA: ¡¡¡Eragnevem, eragnevem!!!

( ¡¡¡Me vengaré, me vengaré!!!)















ACTO III
Escena 1ª

NOÉL: ¡Menos mal! ¡Lo conseguimos! ¡Gracias, chicos!

KUKO: ¡Es cierto, lo hemos logrado! ¡Hurra!

VITO: ¡Bien!

(Todos saltan de alegría tratando de transmitírsela a los presentes)

PATY: ¡Esto merece que lo celebremos!

CHICHO: ¡Lo celebremos!

HADA: ¿Qué os parece una canción?
(Poniéndose en pié e incorporándose a la escena)

--- Todos ellos, incluyendo a los duendes vuelven a mostrar su alegría tras la proposición del HADA---

KUKO: ¡Bien!

VITO: ¡Hu,Hu,Hu...! ¡Eso, eso, canción!

NOEL: Yo os haré el bajo. ¡JO,JO,JO,JO...!

KUKO: ¡Podía hacer de gordo, mejor! ¡Cómo yo!

VITO: ¡El bajo musical, burro!

KUKO: ¡Ah, claro, es eso!

HADA: ¡Sólo que después me debo marchar! ¡No puede quedarse ningún niño sin su cuento, sin sus sueños! ¿De acuerdo?

--- Algunos asentaron con la cabeza---

PATY,: ¡Seguidnos el ritmo todos!

CHICHO: ¡Eso, todos!

CANCIÓN DE NAVIDAD
(RAP)
---(Comienzan los hermanos)---

Cuantos sueños he tenido
Sin poderlos realizar
He esperado todo un año
Esperando Navidad

Este año mi ilusión
La he podido hasta tocar
Y mi vida ha cambiado
Ha cambiado de verdad

---(Entran todos al estribillo)---

Estry:

Compartiendo ilusiones
Con amistad
Se alegran los corazones
Por Navidad
Compartiendo canciones
Por Navidad
Te duran los sueños
Una eternidad

Fin del Estry.

---(Sólo el HADA y papa NOEL)---

Si el mal entra en tu vida
Lo debes desterrar
Porque sólo los justos
Son justos de verdad

La envidia y la codicia
No son buenas consejeras
Sé honesto generoso, y tendrás,
Amigos por doquiera.

( Todos al estribillo )

Estry:

Compartiendo ilusiones
Con amistad
Se alegran los corazones
Por Navidad
Compartiendo canciones
Por Navidad
Te duran los sueños
Una eternidad

Fin del Estry.

---(Sólo los hermanos)---

La magia de mi vida
No puede tener fin
Ni este sueño fabuloso
Que acabo de vivir

Con mi vida por delante
Sin pensar en el final
Y con otros semejantes
Los quiero disfrutar

---(Todos al estribillo)---

Estry:

Compartiendo ilusiones
Con amistad
Se alegran los corazones
Por Navidad
Compartiendo canciones
Por Navidad
Te duran los sueños
Una eternidad

Fin del Estry.

(Sólo papá NOEL y el HADA)

Que os dure toda la vida
El espíritu de ser pequeños
Y gravad en la memoria
La hermosura de los sueños

---(Todos al estribillo)---

Estry:

Compartiendo ilusiones
Con amistad
Se alegran los corazones
Por Navidad
Compartiendo canciones
Por Navidad
Te duran los sueños
Una eternidad

Fin del Estry.

Que os dure toda la vida
El espíritu de ser pequeños
Y gravad en la memoria
La hermosura de los sueños

(Todos dicen adiós al HADA, a la vez que los duendes vuelven a entrar en el Castillo encantado)


NOÉL: Bueno niños, supongo que no habéis venido a verme sólo para conocerme. ¿No es así?

PATY: Yo quería una muñeca, para compartir mis juegos...

CHICHO: ¡Yo también! Bueno... quiero decir que... Siempre he querido jugar con un tren eléctrico, pero si no puede ser...

NOÉL: No siempre es posible CHICHO, quizá se termine la partida de trenes que me fabriquen los duendes. Pero seguro que me acordaré de ti. ¿Sabíais que son ellos los que los hacen en mi castillo?

KUKO: ¿Los duendes son los que fabrican los juguetes?

NOÉL: ¡Así es, KUKO! Otro día os enseñaré dónde y cómo los fabrican. ¿De acuerdo?

PATY: ¡Seguro que me gustaría verlo!

CHICHO: ¡A mí también me gustaría!

NOÉL: ¿Vosotros dos no pedís nada? (Dirigiéndose a VITO y KUKO)

VITO: Ahora que lo veo, lo creo... ¡Yo quería un mono... un mono... un mono patín! Siempre me ha hecho ilusión.

NOEL: ¿Y tú, KUKO? ¿Cuál es tu ilusión?

KUKO: Yo...

NOÉL: ¡Seguro que tienes alguna!

KUKO: ¡Una bicicleta! ¡Sí, eso! ¡Una bicicleta!

NOÉL: ¡Seguro que en la noche prodigiosa tendréis alguna sorpresa! ¡Recordad, que tengo la fábrica de juguetes más grande del universo, pero ahora debéis marcharos pues se os puede hacer tarde para recoger vuestros regalos, muestras ilusiones, y regresar a vuestra dimensión. Ya se que este año os habéis portado muy bien, por lo que es probable que no olvidéis esta Navidad nunca.... JO,JO,JO...

CHICHO: Seguro que nosotros solos no podremos regresar, no sabemos cómo.

VITO: ¡ Hu,Hu,Hu,Hu...! ¡Yo me acuerdo, yo me acuerdo! ¡Con la imaginación! ¡Con la mente!

PATY: ¡Aunque ahora creas, antes no! ¡Ni KUKO tampoco! Seguro que solos no podremos...

CHICHO: ¡No podremos solos!

NOÉL: Yo os ayudaré. Es la primera vez y podría costaros trabajo, o perderos en el país de la fantasía, pues este reino es inmenso. No tenéis más que seguir la estrella de oriente, ella os llevara de vuelta a casa. ¡Seguidla! ¡Seguidla!
¡ JO,JO,JO,JO,JO....!

KUKO: ¡Adiós, papa NOÉL!

PATY: ¡Siempre te recordaré, señor de los prodigios!

CHICHO: ¿Nos volveremos a ver, Santa Claus?

NOÉL: ¡Seguro, niños! ¡Seguro!

VITO: ¿Vendrás el año que viene?

NOÉL: Si sigues creyendo en mí con esa ilusión si, VITO. ¡Pero tienes que creer! JO,JO,JO... ¡Hasta la vista, niños! ¡Adiós! ¡Adiós!

















ACTO III
Escena2ª

---A la vez que el bosque vuelve a cerrar la vista del Castillo, Santa Claus penetra en él, y los niños comienzan a seguir a la estrella de oriente, las luces vuelven a bajar la intensidad mientras los decorados vuelven a transformarse en cuarto de estar. Sólo permanece visible la estrella, que desaparecerá unos instantes delante de los niños y entre bastidores (Tiempo suficiente para que el primer actor, el que vaya adelante, consiga deshacerse del disfraz), para aparecer a continuación uno tras otro en pijama en la sala tras la estrella, que continuará su camino asta colocarse encima del abeto. El abeto también se apagará a la vez que el escenario, y sólo después de colocarse la estrella volverá a encenderse.---

PATY: ¡Hemos vuelto, CHICHO! ¡Hemos vuelto!

VITO: ¿De dónde? ¿No me acuerdo...?

KUKO: ¡Del país...! ¡Ah! ¡Gorila, que eres un gorila!

PATY: ¡Estamos en casa, CHICHO!

CHICHO: ¡Estamos en casa! ¡Estamos en casa! ¡Papá! ¡Mamá!

PATY: ¡Papá!

CHICHO: ¡Mamá!

--- Hace su aparición la madre con rulos en la cabeza. (Anterior Hada del bosque), sorprendida ante aquellos gritos de sus hijos---

MAMÁ: ¿Qué ocurre niños?

PATY: ¡Hemos visto al Señor de los prodigios! ¡Lo hemos visto!

CHICHO: ¡Al señor de los prodigios!

MAMÁ: ¿Qué habéis visto que?

CHICHO: ¡A Santa Claus, mamá! ¡Hemos visto a Santa Claus!

KUKO: ¿Y yo que no lo creía?

VITO: ¡Hu,Hu,Hu,Hu...! ¡Lo he visto, lo he visto!

MAMÁ: ¡Tranquilizaos, niños! ¡Más despacio! ¡Papá, papá! ¡Ven un momento! ¡Ven por favor!

--- En medio del júbilo de los cuatro hermanos, el padre hace su aparición (Actor de papá NOÉL), en calzoncillos y camiseta, despeinado y bostezando.--

PAPÁ: ¿Qué ocurre, porque me despertáis?

MAMÁ: ¡Los niños han visto a Santa Claus!

PAPÁ: ¿Y qué? Yo lo vi hace muchos años.

CHICHO: ¡ KUKO y VITO no creían en los milagros! ¡No creían en el prodigio de la Navidad! ¡No creían en los milagros, papá!

PATY: ¡Ninguno de los dos creían, pero es cierto!

VITO: ¡ Hu,Hu,Hu,Hu...!

--- Asombrado después de girar el árbol de Navidad y, ver en su base su sueño favorito: el monopatín. Los demás hermanos también reconocen en la base del abeto aquellas ilusiones y deseos, aquellos juguetes con los que habían soñado siempre y nunca consiguieron.
Dando saltos de alegría todos corrieron hacia el árbol, símbolo de la Navidad extasiándose con los juguetes, la bicicleta de KUKO, el mono patín de VITO, la muñeca de PATY y el tren eléctrico de CHICHO, que permanecía girando sobre sus vías con vida propia, haciendo soñar la imaginación de los pequeños y afortunados hermanos---

PAPÁ: ¡Anoche no me queríais hacer caso y os lo dije! ¡Os dije que los milagros en Navidad existen!

MAMA: ¡El milagro lo provoca el espíritu de Navidad, papá!

PATY: También hemos cantado una canción...

CHICHO: ¡Sí, una canción!

PAPA: ¿No será una que dice...?

---(Todos vuelven a cantar la misma canción de Navidad: PATY, CHICHO,KUKO y VITO, así como sus padres)---

--- Vuelven su actuación hacia el público menudo, para hacerlos repetir la canción.---


--- Tanto CHICHO,VITO ,PATY ,KUKO y los padres, así como los asistentes a la sala (Se supone), cantarán :

LA CANCIÓN DE NAVIDAD.
---(Comienzan los hermanos)---

Cuantos sueños he tenido
Sin poderlos realizar
He esperado todo un año
Esperando Navidad

Este año mi ilusión
La he podido hasta tocar
Y mi vida ha cambiado
Ha cambiado de verdad

---(Entran todos al estribillo)---

Estry:

Compartiendo ilusiones
Con amistad
Se alegran los corazones
Por Navidad
Compartiendo canciones
Por Navidad
Te duran los sueños
Una eternidad

Fin del Estry.
---(Sólo los padres)---

Si el mal entra en tu vida
Lo debes desterrar
Porque sólo los justos
Son justos de verdad

La envidia y la codicia
No son buenas consejeras
Sé honesto generoso, y tendrás,
Amigos por doquiera.


( Todos al estribillo )

Estry:
Compartiendo ilusiones
Con amistad
Se alegran los corazones
Por Navidad
Compartiendo canciones
Por Navidad
Te duran los sueños
Una eternidad

Fin del Estry.

---(Sólo los hermanos)---

La magia de mi vida
No puede tener fin
Ni este sueño fabuloso
Que acabo de vivir

Con mi vida por delante
Sin pensar en el final
Y con otros semejantes
Los quiero disfrutar

---(Todos al estribillo)---

Estry:

Compartiendo ilusiones
Con amistad
Se alegran los corazones
Por Navidad
Compartiendo canciones
Por Navidad
Te duran los sueños
Una eternidad

Fin del Estry.

(Sólo los padres)
Que os dure toda la vida
El espíritu de ser pequeños
Y gravad en la memoria
La hermosura de los sueños

---(Todos al estribillo)---



Estry:

Compartiendo ilusiones
Con amistad
Se alegran los corazones
Por Navidad
Compartiendo canciones
Por Navidad
Te duran los sueños
Una eternidad

Fin del Estry.

Que os dure toda la vida
El espíritu de ser pequeños
Y gravad en la memoria
La hermosura de los sueños

(Marchándose todos, repitiendo:)

Y gravad en la memoria
La hermosura de los sueños...
..................................................








fin
de la
obra

Anónimo dijo...

Ayer os vi por la televisión
en la primera
en España directo una historio muy bonita y emotiva

felizidades que paseis lo mejor esta navidad i año nuevo i disfrutar de vuestros hijos que son una alegria :D

Adiós

jaralunas dijo...

Os felicito por vuestra hermosa historia de amor. Una vez más se demuestra que aunque no te toquen las mejores cartas en la vida, lo importante es tener fe en un ideal y luchar por él. Qué mejor ideal que buscar la vida de vuestros hijos.

Os deseo mucha salud para verlos crecer sanos.