circuitos (ciclotímicos) de velocidad

.

Julián Simón es nuestro héroe local de velocidad. Incluso en el Pub Tylo tiene un rincón dedicado. Recién terminado el mundial de motociclismo con la carrera de Cheste, en la categoría de dos y medio, se acercó a posar con nosotros aprovechando la visita de David, un seguidor fiel de todas sus carreras, y, por supuesto, de las de Valentino Rossi.

David, con el mismo tipo de Atrofia Muscular Espinal que Virginia, lleva como símbolo por todas partes el número 46 de la moto de Rossi. Y Julito, compañero de colegio con Virginia, posó con una moto de juguete entre las dos sillas.

Curioso contraste de la evolución humana y del espíritu de superación. No estaría de más recordar que si la industria de la velocidad invirtiese una décima parte en el avance de las sillas, ya no habría barreras arquitectóticas que superar en nuestras ciudades.

Pero David (Daví er Weno) hace bien en seguir con su cabeza la estela de Simón y Rossi, incluso por los circuitos de España. ¡A ver si de una vez le regalan las entradas a Montmeló, a Cheste o a Jerez, que no se puede pedir más velocidad con menos fuerzas!


[En la foto, Julián Simón, David, su hermano José y Virginia. Foto de José Luis Forés]

3 comentarios:

David Bueno dijo...

JAJAJA que bién que te ha quedado amigo Hilario, y que feliz me hicísteis ese dia, y és qué se puéde ser tan felíz con tan poquíta cosa... espero volver a veros pronto, y conocer al nuevo miembro de la família, mañana ós llamo que ya és tarde, porcierto, estoy leyendome el libro del Quijote, que sé por Virgínia que te gusta mucho... un abrazo!

Virginia · Hilario dijo...

Muy bien, David, por lo del Quijote. Cuando vuelvas hablaremos de ese libro infinito.

Julie dijo...

Me alegra muchísimo veros aquí juntos Virginia y David, y de que paséis ratos tan agradables.

Viginia e Hilario, irradiais más luz que la de vuestras bonitas fotos.